Pasivas




1 Cuando el interés principal del hablante se fija en el complemento, y no en el sujeto de la acción, la oración se construye con el verbo en voz pasiva. En las oraciones pasivas, el sujeto paciente sufre la acción del verbo.

(Yo) he arreglado el coche. (Oración activa)

El coche ha sido arreglado (por mí). (Oración pasiva; el coche es el sujeto paciente; por mí es el complemento agente)

2 El verbo en pasiva conjuga el verbo ser, que concuerda con el sujeto paciente en género y número.

Voz activa Voz pasiva
Presente (ind.) Yo culpo Yo soy culpado
Futuro simple Yo culparé Yo seré culpado
Pret. perfecto (ind.) Yo he culpado Yo he sido culpado
Pret. indefinido Yo culpé Yo fui culpado
Presente (sub.) Yo culpe Yo sea culpado

Después se añade el participio pasado del verbo. El sujeto de la oración activa pasa a ser complemento agente, precedido de la preposición por.

He castigado a Juan.

Juan ha sido castigado (por mí).

3 Las construcciones pasivas se usan poco en español. Muchas veces una forma pasiva es gramaticalmente posible, pero el hablante español prefiere formas activas. Se usan los tiempos pasivos en textos formales; es un recurso estilístico para evitar la monotonía. También, en textos legales; en este caso se despersonaliza la acción de un juez o de un tribunal.

El acusado ha sido condenado a 5 años de prisión. (= De hecho ha sido el juez quien ha dictado la sentencia.)

Las oraciones pasivas abundan en los textos mal traducidos del inglés.





Consulta más en Tipos de oraciones

Usamos cookies, según se explica en nuestra política de cookies

ACEPTAR