La vanidad y el orgullo

¡Cuántas personas se colocan por encima de los demás! Unos demuestran que tienen más cosas o mejores que los demás, otros confían en su aspecto físico y algunos en su mayor capacidad intelectual o en su mayor experiencia. Unos y otros buscan admiración o respeto.
En general, alguien vanidoso Intensidad 2/5 tiene necesidad de ser admirado o se cree con derecho a la admiración por sus cualidades, sus posesiones…

No seas tan vanidoso; no eres el único hombre guapo del mundo.

Alguien presumido Intensidad 2/5 o creído Intensidad 3/5 popular se alaba a sí mismo, se arregla mucho o se cree muy guapo.

Es muy presumida: solo sabe mirarse en el espejo y hablar de trapos.(Trapos popular se refiere a vestidos.)

En cambio, alguien coqueto Intensidad 2/5 dedica muchos esfuerzos a su aspecto físico y a atraer la atención de personas del otro sexo; se usa sobre todo para referirse a mujeres.

Fermina es muy coqueta: sabe sonreír a los hombres y llamar su atención.

Alguien pretencioso Intensidad 3/5 o presuntuoso Intensidad 2/5 quiere, y no consigue, parecer elegante o rico. También se aplica a cosas.

Esas cortinas son muy pretenciosas, esto no es un palacio.

Es muy presuntuosa: no tiene ni pizca de gusto en el vestir y cree que va elegantísima.

Otras personas presumen de sus logros o de su poder, a ellos se aplica: ser (un) fanfarrón Intensidad 2/5, ir de sobra(d)o Intensidad 1/5 popular, ser un fantasma Intensidad 2/5 popular, ser un fantasmón Intensidad 2/5 popular o ser un fantoche Intensidad 3/5 popular.

¿Tú has ligado con Daniela? No me lo creo, eres un fantasma.

Orgulloso Intensidad 2/5, altanero Intensidad 2/5 formal, engreído Intensidad 3/5 formal, soberbio Intensidad 2/5 formal se refieren a personas que se consideran superiores, y por eso muestran su desprecio a los demás o no se relacionan con ellos.

Es tan orgulloso que no aceptará tu ayuda, aunque la necesita de verdad.

No confundamos este valor de orgulloso con la expresión estar orgulloso de alguien o de algo es un sentimiento más que saludable: es la satisfacción que alguien siente por cosas que considera suyas.

Hijo mío, me siento muy orgulloso de ti, ¡bien hecho!

Petulante Intensidad 2/5 formal se aplica a alguien que se muestra convencido de una opinión y desprecia la de los demás.

Nunca reconocerá que no tiene razón, es muy petulante.

En cambio, alguien pedante Intensidad 3/5 demuestra sus conocimientos ostentosa o inoportunamente; también se aplica a las palabras en sí.

Es un pedante: tiene que demostrar constantemente que sabe más que los demás.

Para ser prepotente Intensidad 3/5 formal hay que demostrar, de forma poco educada, que se tiene más poder que los demás. En el registro popular se usa chulo Intensidad 2/5.

El tío prepotente me metió un billete de cien euros en el bolsillo y me dijo que me callara.

Consulta más en Insultos

Usamos cookies, según se explica en nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies