Atributos




1 La estructura verbal atributiva se da con verbos copulativos (ser y estar) o semiatributivos (parecer, resultar, quedar y llegar). Si un adjetivo o un participio pasado siguen a este tipo de verbos, estos han de concordar con el sujeto. El adjetivo y el participio pasado son atributos.

La casa es blanca. (Verbo copulativo)

Isabel está disgustada. (Verbo copulativo)

La casa parece vacía. (Verbo semiatributivo)

Diez personas resultaron heridas. (Verbo semiatributivo)

2 Algunos verbos intransitivos (andar) también presentan función de unión entre el sujeto y un adjetivo.

Él andaba enamorado de Isabel. (= Él estaba enamorado de Isabel.)

¿Manuel anda por aquí? (= ¿Manuel está por aquí?)

En la oración anterior, el verbo andar pierde su significado original y actúa como nexos entre sujeto y atributo. Otros verbos de movimiento también pueden aparecer acompañados de adjetivos o participios pasados en concordancia con el sujeto; pero en este caso, los verbos conservan su significado primero.

Los pájaros volaban majestuosos.

Las ovejas iban lentas.

Los adjetivos majestuosos y lentos podrían sustituirse por los adverbios majestuosamente y lentamente, respectivamente.

3 Algunos verbos admiten atributo en concordancia con el complemento directo: considerar, juzgar, encontrar, etc.

Juzgo esta solución inadecuada. formal
Juzgo inadecuada esta solución. formal

Carlos considera tu sugerencia estúpida. formal
Carlos considera estúpida tu sugerencia. formal

Encontré a tu prima muy cambiada.
Encontré muy cambiada a tu prima.

Los tres ejemplos anteriores podrían reconstruirse así:

Juzgo que esta solución es inadecuada.

Carlos considera que tu sugerencia es estúpida.

Encontré que tu prima estaba muy cambiada.

Son, de hecho, subordinadas sustantivas en las que se omiten la conjunción que y el verbo copulativo.





Consulta más en Partes de la oración

Usamos cookies, según se explica en nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies