Valores de joder

Joder, “voz malsonante” referida a “practicar el coito”, como la define la Academia de la Lengua, se utiliza para referirse a otras acciones que poco o nada tienen que ver con el sexo. También hay que hacer notar que otros equivalentes malsonantes o vulgares de joder no pueden sustituirlo en estos casos (cardar, mojar, hacer ñaca-ñaca o hacer triqui-triqui.)

Enfermedad
De alguien muy enfermo podemos decir que está jodido vulgar. En el registro estándar tenemos otras formas a nuestra disposición para expresar la misma idea: estar (muy) enfermo o estar malo, y en el registro popular: estar (muy) hecho polvo y estar fastidia(d)o.

Está muy jodido del corazón; le quedan pocos cortes de pelo.(Es popular referirse a la inminencia de la muerte de alguien con expresiones humorísticas del tipo: le quedan dos Telediarios o le quedan dos cortes de pelo.)

Dificultades
Las situaciones o las cosas también pueden estar jodidas vulgar si existen dificultades o impedimentos.

Creo que nos van a echar a todos, la faena está muy jodida. (Es decir, la situación de la empresa es mala por falta de actividad, mala gestión…)

Desagrado
Joder vulgar también expresa desagrado y equivale a fastidiar y reventar; con estos tres verbos el sujeto es la cosa que produce desagrado.

Me fastidia que siempre me interrumpas cuando hablo.

Me revientan las interrupciones.

Me joden mucho tus insinuaciones maliciosas.

Otras formas igualmente vulgares que expresan la misma idea son: tocar los cojones, tocar los huevos, tocar las pelotas y putear; también el eufemismo tocar las narices. Jorobar es un eufemismo de joder.

A él le toca los cojones tu falta de seriedad.

Me putea que me engañes.

Me joroba que siempre tenga razón.

Me jode que no me hable.

Molestias
Los cuatro verbos anteriores también se utilizan para expresar una idea muy próxima al desagrado, la molestia. En este caso, la acción es realizada por personas.

No me toques los cojones con la campanita.

No me putees más, que ya estoy harto de ti.

No me jorobes, eso lo podías haber dicho antes.

No me jodas, Rafa.

En el registro popular usamos otras tres formas verbales para expresar molestia: hacer la pascua, hacer la puñeta y hacer la pirula, y en el registro vulgar: dar por el culo y putear.

Mi jefe es un cabrón; solo vive para hacerme la pirula.

No me hagas la pascua y dime cuál es la solución ahora mismo.

No me des por el culo, que soy tu padre.

Perjuicio
Otra idea afín es el perjuicio, utilizamos: joder, dar por el culo y follarse, en el registro vulgar (quizá, follarse sea la forma que peor suena de las tres), y perjudicar en el registro estándar.

A Iñaki se lo van a follar. (Según la situación, puede significar que van a expulsar a alguien de su trabajo o del centro donde estudia, que le van a suspender una asignatura…)

Los que se han puesto a vender ahí enfrente nos van a joder.

Estropear
Joder también puede ser sinónimo de estropear.

Yo no he estropea(d)o el teléfono, ya estaba así.

has jodi(d)o el tostador, ¡manazas!

En el registro popular disponemos de: desgraciar, escacharrar y fastidiar.

Cada vez que tocas el ordenador lo desgracias.

Me has escacharra(d)o el rotulador, ahora no escribe.

Así fastidias el ascensor, vas a quemar el botón.

Los cinco verbos anteriores pueden utilizarse como pronominales (joderse, estropearse, desgraciarse, escacharrarse y fastidiarse), en ese caso no se menciona a la persona que causa la avería.

El secador se ha jodi(d)o.

El motor se ha estropea(d)o por la falta de uso.

También podemos referir al resultado y utilizar: estar jodi(d)o vulgar, estar estropea(d)o, estar fastidia(d)o y estar escacharra(d)o popular.

El secador está jodido.

El motor está estropeado por la falta de uso.

Consulta más en Vulgarismos

Usamos cookies, según se explica en nuestra política de cookies

ACEPTAR