Tratamientos

1 y usted

Se trata de a familiares y a amigos, y en general a iguales. Se trata de usted a la gente como signo de respeto o cuando por la edad o por la situación social hay un superior y un inferior. Hay quien ve en el tratamiento de usted el deseo de distanciarse del interlocutor o un signo de respeto pasado de moda.

y su plural vosotros utilizan las segundas personas de los tiempos verbales. Usted y su plural ustedes utilizan las terceras personas del singular y del plural, respectivamente.

Hay personas a las que desagrada el trato de usted. Cuando se trata a alguien de usted se lo coloca en un plano superior y esa posición no es siempre cómoda. Otros interpretan el usted como un falso respeto o como un innecesario alejamiento. Antes los niños llamaban a sus padres y abuelos de usted; hoy día, este uso es menos frecuente. En general, el uso de usted está en retroceso. El lenguaje publicitario usa cada vez más ; se trata de acercar el producto al cliente y no de alejarlo con un usted.

El trato de también puede ser respetuoso si se combina con fórmulas de cortesía (perdona, gracias, ¿te molesta que… ?) y se respeta lo que hacen y dicen los demás.

2 Otras fórmulas para la segunda persona

  • En español hay fórmulas muy formales para tratar a personas de rango social elevado. Estas son algunas:
Su / vuestra eminencia a un obispo
Su señoría a un juez, a un diputado
Su majestad a un rey, a una reina
Su alteza a un príncipe, a un infante
Su santidad al Papa
Su excelencia a un embajador

Se usan con las terceras personas del singular (sin el pronombre el / ella o usted). La mayoría de las veces expresan respeto.

Su majestad nos ha honrado con su presencia en la inauguración de la nueva biblioteca universitaria.

Sin embargo, en el Congreso, los diputados se llaman unos a otros su señoría, pero se insultan con más o menos gracia. En este caso, su señoría es un formalismo.

Su señoría es un demagogo y un político oportunista.

  • Vosotros y ustedes. En Andalucía occidental y en Canarias no se usa vosotros / vosotras sinoustedes con verbos conjugados en la segunda o en la tercera persona del plural. En este casoustedes no guarda relación con el trato de usted.
  • Uso de la primera persona del plural por la segunda del singular. A veces el hablante tiene un conflicto: podría resultar irrespetuoso, usted es demasiado distante y se trata de demostrar proximidad con alguien.

¿Cómo estamos hoy? popular (= Dice un médico a un paciente anciano y no ¿cómo está usted hoy?)

3 Vos

Existen dos tipos de vos:

  • Vos se usaba siglos atrás como tratamiento de cortesía dirigido a una sola persona. Con el tiempo vos se extendió y se volvió irrespetuoso, entonces surgió vuestra merced y vuessa merced como signo de respeto. Nuestro actual usted es la evolución del larguísimo vuestra merced. En España, vos, vuestra merced y vuessa merced han desaparecido del lenguaje cotidiano; aunque perduren en los textos clásicos de la literatura, y en la liturgia para referirse a Dios.

Vos, Señor, vinisteis para salvarnos…

  • En la lengua actual de algunos países de América Latina este vos no desapareció; es más, evolucionó hasta tomar el valor de del español de la península. Esta práctica se llama voseo y es un uso estándar en Argentina, Uruguay y Paraguay. En Chile usar vos se considera excesivamente familiar o popular. En Cambio, en México, Perú, Cuba, Santo Domingo y Puerto Rico se mantienencomo estándar. En Argentina, Uruguay y Paraguay se prefiere ustedesantes que el vosotros peninsular.
  • A los pronombres personales vos histórico y de voseo, y ustedes corresponden estas formas pronominales:
Voseo
Ustedes
Vos A Vos B
Pronombres personales de sujeto Vos Vos Ustedes
Pronombres personales de complemento directo Os Te Les
Pronombres personales de complemento indirecto Os Te Los, las
Pronombres preposicionales Vos Vos Ustedes
Pronombres reflexivos Os Te Se
Pronombres posesivos Vuestro Tuyo De ustedes
Vuestra Tuya
Vuestros Tuyos
Vuestras Tuyas

En el caso del voseo el verbo sufre algunas transformaciones en la acentuación de la terminación y en los diptongos. De hecho, vos concuerda con segundas personas del singular; pero las formas verbales son distintas de las españolas. El vos literario y litúrgico concuerda con verbos conjugados en segunda persona del plural. Ustedes se usa con verbos en tercera persona del plural.

4 Yo

Yo es el pronombre personal de sujeto para primeras personas del singular. Pero yo es a veces incómodo y el que habla necesita espacio o no quiere implicarse personalmente en algo. Otras veces se enfatiza yo (incluso cuando no se interviene en la acción). Depende del ego de las personas y de las situaciones.

Véase Reflexivas y recíprocas

  • En caso de necesitar despersonalizar se usa la tercera persona del singular por la primera del singular con fórmulas populares, como mi menda, un servidor, etc.

Una servidora no ha sido. (= Yo no lo he hecho.)

Mi menda no es un imbécil. (= Yo no soy imbécil.)

También se usan otros nombres para enfatizar la personalidad del que habla.

Este periodista siempre ha estado al pie del cañón. (= Yo siempre he estado al pie del cañón.)

  • El plural de modestia o sea el uso del plural por el singular:

Como decíamos ayer… formal (= Yo decía ayer… )

Alguien se escuda tras un plural, en definitiva, tras la protectora idea de grupo. El yo puede ser brusco y el plural suaviza esta impresión. Este plural es usado por oradores, escritores y periodistas.

Nuestra empresa será la primera del sector. (Dice el propietario de la empresa)

  • Se usan se, uno / una y para despersonalizar el yo o para generalizar.

Se come lo que se puede. (= Yo como lo que puedo.)

Uno no puede decir lo que piensa. (= Yo no puedo decir lo que pienso.)

dices lo que piensas y todo el mundo te mira mal. (= Yo digo lo que pienso y todo el mundo me mira mal.)

Se y uno / una concuerdan con la tercera persona del singular,con la segunda. Siempre se usan en el registro popular.

5 Nos: plural mayestático

Una primera persona, el rey o el Papa, se refiere a sí mismo como Nos que concuerda con primeras personas del plural.

Nos ordenamos que el señor duque venga a nuestra presencia.

Tiene un uso muy limitado: el rey de España no utiliza esta fórmula, y ha quedado para tratados de leyes antiguas, textos clásicos de la literatura y películas de época.





Consulta más en Pronombres personales

Usamos cookies, según se explica en nuestra política de cookies

ACEPTAR