Superlativo absoluto: general




El superlativo absoluto señala cualidad en el grado más alto o en el más bajo; es decir, puede expresar superioridad o inferioridad.

1 El superlativo absoluto de superioridad puede expresarse de esta manera:

  • Muy + adjetivo.

Esta chica es muy guapa.

Este libro es muy interesante.

  • También pueden a añadirse los sufijos -ísimo, -ísima a adjetivos.

Véase Superlativo absoluto: formación de adjetivos acabados en -ísimo

Esta chica es guapísima.

Este libro es interesantísimo.

  • Los prefijos: super-, re-, requete- popular, extra- e hiper- también expresan cualidad en grado superlativo.

Super- juvenil: superbonito, supersimpático, superamable, supercaro, supertonto, superfino.
Requete- popular: requetebonito, requetesimpático, requetelisto, requetebueno.
Re- popular: resalado, reguapo, relisto, reviejo.
Extra-: extrafino, extraplano.
Hiper-: hipersensible, hipertenso.

Esta chica es requeteguapa.

Esta chica es reguapa.

Esta chica es superguapa.

2 El superlativo absoluto de inferioridad puede expresarse así.

  • (Muy) poco + adjetivo positivo. Sirve para expresar de forma suave que algo no gusta.

Es muy poco simpático.

El libro es poco interesante.

  • -ísimo, -ísima con adjetivos negativos.

Véase Superlativo absoluto: formación de adjetivos acabados en -ísimo

Es chico es feísimo.

El libro es aburridísimo.

  • Con los prefijos super-, re- o requete- seguidos de adjetivos negativos. El prefijo hipo- se usa sobre todo en medicina.

– Super-: superfeo, superasqueroso.
– Re-: refeo.
– Requete-: requetefeo.
– Hipo-: hipocalórico.

Este chico es requetefeo.

Este chico es superfeo.

Yo sigo una dieta hipocalórica.

3 Sin superlativo

  • No tienen superlativo acabado en -ísimo: los adjetivos de colores acabados en -a: rosa, lila, malva, o en -í: carmesí. Tampoco lo tienen los adjetivos acabados en -eo: coetáneo, espontáneo, férreo, foráneo, ígneo, lácteo, momentáneo, sanguíneo, los acabados en -ico: cáustico, colérico, empírico, lógico, selvático, satírico, tétrico, único, los acabados en -fero: aurífero, frutífero, muchos de los acabados en -il: inmóvil, juvenil, pueril, varonil y los acabados en -imo: legítimo, íntimo. Tampoco arduo, baladí, necio, sobrio, sombrío, vario, vituperable. No tienen superlativo en -ísimo muchos adjetivos compuestos: agridulce, carnívoro, multicolor, malsano, magnánimo ni los numerales: uno, dos, primer, segundo, etc.
  • Los adjetivos máximo, mínimo, óptimo y pésimo no pueden aparecer en estructuras superlativas, porque ya significan superioridad o inferioridad.
  • Hay adjetivos que no pueden hacer el superlativo en -ísimo ni con muy: bilingüe, celeste, civil, diario, difunto, eterno, fatal, idéntico, ileso, infernal, infinito, inmenso, inmortal, inmutable, nocturno, oblicuo, rectangular, semanal, soluble, terrenal, terrestre, triangular, último, vespertino.
  • Tampoco admiten grado los adverbios: ahora, hoy, ayer, entonces, siempre, ya, aquí, ahí, apenas, nada, quizá(s), acaso.

4 Otros adverbios

Otros adverbios, además de muy, pueden utilizarse en estructuras de relativo absoluto:extremadamente, sumamente, extraordinariamente, altamente, inmensamente, en alto grado, en sumo grado; también con locuciones adverbiales tope de y la mar de del registro popular.

Es absolutamente exquisito. formal

Eres tope de simpático. popular





Consulta más en Adjetivos y nombres

Usamos cookies, según se explica en nuestra política de cookies

ACEPTAR