¿Qué es un insulto?

Un insulto es la acción de ofender a alguien provocándolo con palabras o acciones y además también es el efecto de esa acción, es decir, las palabras o acciones o las palabras ofensivas. Aquí nos dedicaremos a analizar las “palabras ofensivas”.

El español dispone de un gran número de términos que pueden utilizarse como insultos (que se explican en las páginas siguientes), y también de diversas formas de utilizarlos según si se trata de insultar a alguien presente o ausente:
Para insultar a alguien presente existen estas posibilidades:

  • El insulto directo.

¡Burro!

¡Cerda!

¡Imbécil!

  • Usar el verbo ser en presente de indicativo.

¡Eres un gilipollas! vulgar

¡Eres un mala puta! vulgar

¡Sois estúpidos! teatral
También en expresiones que siguen este esquema: no eres … ni na(da).

¡No eres tonta ni na(da)! popular

En algunos casos también se usa estar, pero son minoría.

¿Estás tonto o qué?

  • Usar el verbo ser en futuro simple. Estas expresiones necesitan una entonación enfática concreta.

¡Serás tonta!

¡Seréis burros!

  • So + adjetivo.

So puta.

So imbécil.

Para insultar a alguien ausente existen diversas posibilidades:

  • El uso de los artículos determinados el y la, también de las formas plurales.

El cerdo me dijo que no entrara.

La imbécil no sabía qué contestar.

  • Comparaciones con las expresiones: lo más … que ha parido madre o es … como él solo (o sus equivalentes femenino o plurales).

Natalia es lo más tonto que ha parido madre.

Silvia y Rafael son tontos como ellos solos.

  • También para insultar a alguien que no está presente se usa el verbo ser en futuro simple. La entonación de estas expresiones es enfática.

¡Serán tontos!

¡Será burro!

O con el verbo ser en esta estructura: no es … ni na(da).

¡No es tonto ni na(da)!

Consulta más en Insultos

Usamos cookies, según se explica en nuestra política de cookies

ACEPTAR