Números: algunas consideraciones

1 Numerales cardinales en función adjetiva

En función adjetiva, los numerales cardinales se usan para contar.

  • Posición y complementos

Los numerales cardinales (cero, uno, dos, tres…) cuando son determinantes van normalmente delante del nombre.

Tengo tres hermanas.

Dame cinco euros.

Aunque también pueden ir alejados del nombre.

Hermanas tengo tres.

Euros dame cinco.

Van detrás de los pronombres personales de sujeto.

Ve con ellos dos.

Os lo digo a vosotros tres.

Pueden ir precedidos de artículo determinado, pero no de indeterminado.

Los tres coches son míos. (= Los tres que están ahí)

Tres coches son míos. (= Tres de los coches que están ahí)

Pueden ir precedidos de adjetivos posesivos.

Sus tres perros son pastores alemanes.

Se lo preguntaré a mis dos vecinas.

Los números cardinales a partir de dos solo pueden acompañar a nombres en plural: dos libros, mil botellas.

  • Entre decenas y unidades se emplea y, excepto cuando la decena es cero.

59 (Léase: cincuenta y nueve.)

107 (Léase: ciento siete.)

La excepción es Las Mil y Una Noches.

  • Veintiún, treinta y un, etc. se combinan con nombres en plural.

41 libros (Léase: cuarenta y un libros.)

201 personas (Léase: doscientas una personas.)

Uno y veintiuno se apocopan delante de nombre masculino: un y veintiún.

Un libro

Veintiún libros

También delante de los nombres femeninos que empiezan por a tónica.

Veintiún almas

Cuarenta y un hachas

Pero no cuando se cuenta: uno, dos, cuatro…, veintiuno, veintidós, veintitrés…

  • Ciento se apocopa delante de nombres masculinos o femeninos, delante de un número en función de multiplicador y delante de un nombre precedido de adjetivo.

Cien libros

Cien mil libros

Cien fantásticos libros

Para contar se usan las formas cien y ciento así: noventa y nueve, cien, ciento uno, ciento dos, ciento tres…

Los múltiplos de cien, es decir, los acabados en -cientos, -cientas, también sufren variación genérica.

Doscientas personas

Doscientos libros

  • Mil es invariable.

Mil libros

Dos mil libros

Siete mil libros

Si un número compuesto por un cardinal con variación genérica va seguido de mil, el primero puede concordar con el nombre, según una práctica moderna, o mantener el masculino.

Veintiuna mil cerillas Moderno

Veintiún mil cerillas Tradicional

  • Millón, billón y trillón tienen variación numérica: un millón, dos millones, un billón, siete billones, un trillón, cuatrocientos trillones.

Además millón / millones y billón / billones necesitan la preposición de para referirse a un nombre.

Cinco millones de personas

Dos billones de dólares

  • Cero va seguido de nombre en plural.

Tengo cero posibilidades de aprobar.

Cada mujer tiene 0,7 hijos.

2 Los numerales cardinales en función sustantiva

En función sustantiva los cardinales sirven para nombrar.

  • Los números cardinales en función sustantiva tienen género masculino: el uno, el mil, un nueve, un ocho.

En tanto que nombres pueden tener plural.

He quitado los ochos y los nueves de la baraja.

Ha ganado con el cinco de oros.

  • Son sustantivos cuando designan números enteros.

3 + 4 = 7

Pueden aparecer tras un nombre.

La página 27

El número 15

  • Uno y los derivados de cien, doscientos, trescientos, etc. tienen variación genérica.

La página doscientas diez

La página cuatrocientas

Ciento se utiliza como sustantivo en expresiones como:

“Más vale pájaro en mano que ciento volando.”

5 % (Léase: cinco por ciento.)

La página ciento cinco





Consulta más en Adjetivos y nombres

Usamos cookies, según se explica en nuestra política de cookies

ACEPTAR