La mentira y el engaño

La mentira suele ser algo accidental: se miente para no ofender a alguien, porque la vida nos coloca en situaciones difíciles, para hacer la realidad más amable o porque se tiene mala memoria. Muchas veces decimos mentiras y quien nos escucha lo sabe, es decir, hay mentira pero no engaño; en este caso podemos usar mentirosillo, forma no ofensiva. Para llamar a alguien mentiroso Intensidad 2/5 o embustero Intensidad 2/5 hacen falta buenas razones:

  • Intrigas para conseguir algo.
  • Intrigas para dejar a alguien en mal lugar.

Mentiroso es más usual que embustero.

Eso no es verdad, eres un mentiroso.

Eso no es verdad, ¡embustero!

Manipulador Intensidad 2/5 se refiere a personas, con gran habilidad, que mienten o dicen medias verdades para conseguir sus objetivos.

Es un manipulador: siempre consigue que los demás hagan lo que él quiere.

Un charlatán es un tipo de vendedor de ferias y puestos ambulantes: dice vender productos milagrosos o gangas, además es un orador hábil (habla mucho, muy deprisa y a voces). Charlatán Intensidad 2/5 también se aplica despectivamente a quienes prometen cosas imposibles…

Ese médico es un charlatán, dudo incluso de que sea médico.

Otra cuestión es la hipocresía; alguien hipócrita Intensidad 3/5 finge bondad, virtud o disposición favorable hacia alguien, que no tiene. En el registro popular se usa más falso Intensidad 4/5.

No seas hipócrita: a ti te da igual que yo lo pase mal.

¡Qué falsa es! Por delante risas y cumplidos y por detrás me critica.

De algunos políticos se dice que son chaqueteros Intensidad 3/5, es decir, que un día defienden una idea y otro la opuesta, o que directamente cambian de partido o de grupo.

Antes estaba en un partido, ahora en otro: es un chaquetero.

Un trepa Intensidad 3/5 popular utiliza todos sus recursos, especialmente el engaño, para ascender en un trabajo o en la escala social.

Ese informe lo hice yo, y tú lo has presentado al jefe como si fuera tuyo. ¡Eres un trepa!

En cambio, un interesa(d)o Intensidad 3/5 se relaciona con las personas de las que puede obtener algo (dinero, posición social o ventajas de otro tipo).

Eres un interesado, solo vas conmigo por mi dinero.

Cuando alguien adula a otro, normalmente para conseguir algo, es un pelota Intensidad 3/5 popular. Peor que ser un pelota es ser un lameculos Intensidad 4/5 popular, el segundo se humilla más que el primero.

Ese aprueba seguro, es un pelota.

Gesto: Pelota

Descripción del gesto: la mano se agita como si se hiciera botar una pelota.

Significado y uso: se refiere a la adulación excesiva hacia otra persona, normalmente para conseguir algún favor o beneficio.

Expresiones que acompañan el gesto: se le puede decir a alguien que es un pelota o ¡qué pelota!, aunque muchas veces solo se utiliza el gesto para expresar esta idea.

Un sinvergüenza es una persona que engaña, delinque o comete actos inmorales en provecho propio.

Raúl me dijo que el cuadro era auténtico; es un sinvergüenza: él sabía que era una falsificación.

Con el mismo sentido se puede utilizar la forma verbal no tener vergüenza.

No tienes vergüenza; le robarías a tu madre.

La persona que por hábito engaña, comete fraudes, es desaprensiva, astuta y hábil para obrar en su provecho recibe estos términos: bribón Intensidad 3/5, granuja Intensidad 3/5, rufián Intensidad 3/5 o tunante Intensidad 3/5. Sin embargo, estos nombres tienen cierto tono pasado de moda.

Me dijo que se casaría conmigo, pero cuando tuvo lo que quiso me dejó: es un granuja.

El problema es que los auténticos mentirosos, hipócritas y chaqueteros desarrollan un sentido moral muy particular y difícilmente pueden sentirse ofendidos por simples palabras; estos términos solo valen para desahogarse.

Consulta más en Insultos

Usamos cookies, según se explica en nuestra política de cookies

ACEPTAR