La incapacidad

De quien no sabe hacer bien su trabajo se dice que es (un) incompetente Intensidad 3/5 o que es un inepto Intensidad 2/5. Son términos formales aunque de uso muy corriente.

No sabes tratar a los clientes: eres un incompetente.

Si alguien no hace nada bien, en el trabajo o en cualquier otro aspecto de la vida, se utiliza ser (un) inútil Intensidad 2/5 o ser una nulidad Intensidad 3/5.

¡Es un inútil!: no puedo dejarlo solo ni un minuto.

En el registro popular es más usual ser una calamidad Intensidad 1/5, un desastre Intensidad 1/5, un paquete Intensidad 3/5, un patata Intensidad 1/5 o un trasto Intensidad 1/5. Trasto se aplica sobre todo a niños.

Eres una calamidad; no aprenderás nunca a aparcar.

Existe otro caso: alguien que presume de sus capacidades, pero que a la hora de la verdad no es tan capaz; se usa entonces petardo Intensidad 3/5 popular.

Ese tipo no es un superejecutivo sino un petardo.

Torpe Intensidad 1/5 se aplica a quien carece de algunas habilidades manuales o corporales.

No sé montar en bicicleta: soy bastante torpe.

Alguien con una manos torpes (grandes y poco hábiles) es un manazas.

Me lo has roto, ¡manazas!

Si la capacidad que falta es la habilidad para el baile, se utiliza patoso Intensidad 1/5.

Patoso, ¡me has pisado!

Quien ha intentado grandes proyectos sin éxito es un fracasa(d)o Intensidad 4/5.

Eres un fracasado; no harás nada en la vida.

Consulta más en Insultos

Usamos cookies, según se explica en nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies