La cobardía y el miedo

Cobarde es un adjetivo del registro estándar, pero más usual es utilizar recursos del registro popular, muchas veces con un sentido humorístico, desenfadado o simpático: ser un cobardica o ser un gallinaEste buen humor no puede interpretarse como una ofensa.

No seas gallina y dile lo piensas de él.

Otras formas sí se usan para provocar, por ejemplo llamando niña a un hombre: ser una nenaza Intensidad 3/5. También ser un raja(d)o Intensidad 2/5.

No lo va a hacer, es una nenaza.

La cobardía también puede relacionarse con el hecho de defecar, concretamente con el giro cagarse encima Intensidad 3/5, vulgar pero muy usado.

Cuando el otro lo provocó, él se cagó encima.

Respecto al miedo, se puede utilizar: ser un caga(d)o Intensidad 2/5 vulgar, ser un cagón Intensidad 2/5 vulgar, ser un jiña(d)o Intensidad 2/5 vulgar, tener sangre de horchata Intensidad 1/5 popular, ser (un) miedoso Intensidad 1/5, ser un miedica Intensidad 1/5 popular, ser un cagueta Intensidad 1/5 popular o ser un caguica Intensidad 1/5 popular. Las tres últimas, con formas diminutivas, son más simpáticas que las tres primeras, que suelen usarse para provocar.

No seas cagueta; tirarse en paracaídas es muy seguro.

Cuando el miedo es algo obsesivo, recurrimos a paranoico Intensidad 3/5.

Nadie te va a asesinar si sales a la calle por la noche, eres un paranoico.

En cambio alguien retorci(d)o Intensidad 3/5 piensa que los demás tienen intenciones ocultas y negativas cuando actúan.

No seas tan retorcido: no te hice el regalo para que me invitaras a la boda.

Consulta más en Insultos

Usamos cookies, según se explica en nuestra política de cookies

ACEPTAR