Comparación: estructuras fijas




En español hay muchas comparaciones fijas; la mayoría comparan cantidades. Aquí vemos algunas:

  • Estar limpio como los chorros del oro [algo] = brillar como los chorros del oro [algo]
  • El suelo de mi casa brilla como los chorros del oro.

  • Ser blanco como la nieve [algo]
  • Encontré un gatito blanco como la nieve.

  • Ser negro como el carbón [algo]
  • Su caballo es negro como el carbón.

  • Ser más malo que la tiña [alguien]
  • Luisito es más malo que la tiña: lo rompe todo y da patatas a los otros niños.

  • Ser más grande que una casa [alguien]
  • Eso es una mentira más grande que una casa.

  • Correr como un condenado [alguien] = correr como alma que lleva el diablo [alguien]
  • El que me robó el bolso corría como un condenado y no pudimos atraparlo.

  • Ser rápido como el rayo [alguien o algo]
  • Este caballo es rápido como el rayo.

  • Ser (iguales) como dos gotas de agua [dos personas]
  • Las dos gemelas son como dos gotas de agua.

  • Ser alegre como unas castañuelas [alguien]
  • Conchita es alegre como unas castañuelas: yo nunca la he visto triste.

  • Ser más lento que una tortuga [alguien] = ser más lento que el caballo del malo [alguien] popular
  • Eres más lento que una tortuga; ¡espabila!

  • Ser más largo que un día sin pan [algo]
  • Guerra y Paz es más largo que un día sin pan.

  • Pesar como un muerto [alguien o algo]
  • Esta maleta pesa como un muerto, ¿qué has puesto dentro?

  • Temblar como un flan [alguien]
  • Antes del examen temblaba como un flan.

  • Comer más que una lima [alguien]
  • ¿Ya te has acabado el plato? Comes más que una lima.

  • Ser más feo que Picio [alguien]
  • Eres más feo que Picio.

  • Estar más claro que el agua [algo]
  • Esto está más claro que el agua: si no pagas la multa, no te dan el coche.

  • Ser más pesado que una vaca en brazos [alguien] popular
  • ¡Cállate ya! Eres más pesado que una vaca en brazos.

  • Estar borracho como una cuba [alguien]
  • Vete a dormir la mona, estás borracho como una cuba.

  • Estar más tieso que un cartón [algo] popular
  • He tendido la camisa y, con el frío, se ha quedado tiesa como un cartón.

  • Estar más duro que una piedra [algo]
  • Esta galleta está más dura que una piedra.

  • Aburrirse como una ostra [alguien]
  • Me estoy aburriendo como una ostra, esta película es un churro.

  • Saber más que Lepe [alguien] popular = ser más listo que el hambre [alguien] popular = ser más listo que los ratones colorados [alguien] popular
  • Coges el grande, tú sabes más que Lepe.

  • Enrollarse como una persiana [alguien] popular
  • Si lo dejas hablar, se enrolla como una persiana.

  • Estar como el perro y el gato [dos personas]
  • Se pelean constantemente; están siempre como el perro y el gato.

  • Lavarse las manos como Poncio Pilato [alguien]
  • Él no quiso saber nada del asunto; se lavó las manos como Poncio Pilato.

  • Dormir como un tronco [alguien] = dormir como un lirón [alguien]
  • Yo siempre duermo como un tronco, ayer no me enteré de la tormenta.

  • Fumar como un carretero [alguien]
  • ¿Otro cigarrillo? Fumas como un carretero.

  • Tener más razón que un santo [alguien]
  • Tienes más razón que un santo, no te puedes fiar de nadie.

  • Tener siete vidas como los gatos [alguien]
  • Salió ileso del accidente, tiene siete vidas como los gatos.

  • Ir pintado como una mona [alguien]
  • Esta chica siempre va pintada como una mona; tiene quince años y parece que tenga veinte.

  • Matar como a un perro a alguien [alguien]
  • El pobre hombre no pudo defenderse, lo mataron como a un perro.





Consulta más en Nexos

Usamos cookies, según se explica en nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies